Storytelling Amor propio

Desde pequeña dejé que los comentarios de las personas me afectarán hasta el punto donde el amor que debía sentir por mi misma era inexistente y hasta dudaba si mi sonrisa era lo suficientemente bonita, algo tan natural como eso. Incluso aunque alcanzará las metas que me proponía a corto plaza pensaba que era solo suerte que eso sucediera. La primera vez que esto me pasó fue en una competencia de Karate, recuerdo que era un torneo internacional y yo tenía, tal vez, 8 años. Lo cierto es que en esta competencia me tocó pelear contra otra niña de mi edad y según yo había perdido, estaba completamente convencida de ello y me senté junto al resto, decepcionada.

Cuando están los resultados mencionan mi nombre y me dicen que gané medalla de bronce en el combate y yo le decía al árbitro que estaba equivocado, que alguien más había ganado y me enseñaron los resultados y entendí que de verdad yo había ganado aquella pelea. Con esta experiencia comprendí que nosotros mismo podemos ser nuestro peor enemigo si no creemos que realmente somos valiosos.

Lamentablemente no aprendí nada con esta experiencia, era muy pequeña para comprender sobre el amor propio y para ser honestos, este es un tema que poco se hablaba anteriormente. Y así con el pasar de los años me vi envuelta en situaciones similares, donde seguía sin creer en mí o pensaba que merecía menos de lo que recibía, hasta que un día decidí que ya había tenido suficiente de rodearme de aquel ambiente lleno de malos comentarios. Recuerdo que el día que todo cambio para mi fue cuando tuve una fuerte discusión con alguien cercano, me sentía herida y molesta conmigo misma por esta en esa situación, ya me había cansado de esperar que alguien más hiciera algo que jamás sucedería. Así que dije que me iba, que tomaría mi camino y la respuesta que me dieron, entre risas y soberbia fue, que ni mi mamá me quería, que me fuera y que ojalá no regresará llorando pidiendo ayuda. Y ahora miro atrás y digo con orgullo que no regresé, no necesite ayuda.

Recogí todas mis cosas ese día y con una amiga, subimos todo a un taxi y nos fuimos sin mirar atrás.

Cuando nos vemos rodeados de personas negativas y estamos lejos de nuestro hogar, en mi caso estar lejos de mi mamá, es difícil ver con claridad lo que somos, lo que valemos y lo que podemos lograr. Pero salir de un ambiente turbio comienza a despejar el paisaje, le da paso a la fuerza y el amor que siempre llevamos, estos dos elementos comienzan a trabajar llevándote a creer en ti porque al final del día, eso es lo que importa.

Actualmente sigo trabajando en aceptarme tal y como soy, pues somos una creación de un ser divino y nuestra esencia, lo que nos hace único, siempre nos llevará por el camino correcto y a conocer a las personas indicadas que ayudarán a que ese amor propio siga creciendo, mi esposo es una de ellas y estoy agradecida por eso. Luego les contaré nuestra linda y loca historia de amor.

3 respuestas a “Storytelling Amor propio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s