¿Ansiedad o Resiliencia?

img_0292

Si bien es cierto migrar se está convirtiendo en algo común en esta generación, aún hay muchos tabúes sobre este tema. La migración viene desde el inicio de la humanidad y es un factor que se seguirá repitiendo durante las próximas generaciones. Uno de los principales motivos por el cual las personas deciden emigrar es por la situación economica que viven en su país natal, afectada por un sistema político que no funciona, algunos lo hacen por buscar nuevas oportunidades en los estudios e incluso socialmente tal vez desean experimentar un cambio. Lo cierto es que cuando se toma la decisión de emigrar, la mayoría comienza un proceso psicológico que se ve altamente afectado por la ansiedad.

Un día estaba revisando una de mis redes sociales y me encontré con una imagen que lo confirmo o me dejo verlo con mayor claridad, esta imagen decía “Emigrar es igual a incertidumbre, es por eso que al ansioso se le hace tan complicado adaptarse. Si vas a emigrar, maneja primero la ansiedad”. Es por esto que antes de emigrar debemos asegurarnos de que nuestra capacidad de Resiliencia sea mayor a nuestra ansiedad por la incertidumbre que conlleva el emigrar.

En la vida tienes dos opciones, ser víctima o ser protagonista. El emigrar trae dificultades pero lo importante es cómo te enfrentes a esas adversidades y que decidas vivir el aquí y ahora. De nada sirve pensar en lo que has dejado o en el estilo de vida que llevabas en tu país natal. Es bueno tener recuerdos pero no puedes dejar que esos recuerdos decidan tu estado de ánimo, porque de ser así no podrás salir adelante.

Sé que es difícil ser inmigrante en una sociedad que parece estar regida por el odio pero te aseguro que si dejas que tu capacidad de resiliencia y tus pensamientos positivos se apoderen de ti, encontrarás que el amor siempre reina en las personas y que está más presente en tu vida de lo que crees.

Tenemos dos ejemplos de inmigrantes, aquel que va por la vida hablando de lo hermoso que es su país y como le gustaría regresar a su hogar, y también tenemos al inmigrante que habla de lo hermoso que es su país pero también reconoce la belleza del lugar donde se encuentra en el presente y busca hacer su nueva localidad, su hogar.

No olvides que en cualquier momento puedes regresar a lo seguro, tu país, que siempre estará dispuesto a recibirte, pero con ese pensamiento presente te invito a que disfrutes de lo desconocido, tu meta al irte fue superarte y conseguir estabilidad y si no te gusta donde estás ahora, recuerda que solo tu tienes el poder de cambiarlo, trabajando, dándole una sonrisa a la vida y siendo responsable contigo mismo y tu felicidad. No hay nada más bonito que el saber que estás trabajando para cumplir tus sueños, el camino no es fácil, el camino es largo pero tu recompensa es el ver realizados tus sueños.

Así que, tienes dos opciones, ser ansioso o ser resiliente. ¿Cual escoges?

3 respuestas a “¿Ansiedad o Resiliencia?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s